ginecologo-df

Uno de los desequilibrios hormonales más frecuentes en las mujeres en la edad reproductiva es el Síndrome de Ovario Poliquístico, una enfermedad endocrina que se caracteriza por manifestar trastornos en los ciclos menstruales y la presencia de ovarios con múltiples quistes, teniendo como consecuencia principal la infertilidad. Este padecimiento afecta entre un 6 y 10% de las mujeres.

Las causas de este síndrome están ligadas a cambios en los niveles hormonales que provocan que los ovarios no puedan liberar los óvulos maduros. Aunque no se conoce las razones exactas de por qué ocurre esto sí se sabe que las hormonas afectadas son los estrógenos y la progesterona hormonas encargadas de liberar los óvulos y la hormona masculina andrógenos que está en pequeñas cantidades en las mujeres.

ovario-poliquistico

En una mujer saludable dos semanas después de iniciar el ciclo menstrual inicia la ovulación que es la liberación de los óvulos, sin embargo, quienes padecen de este síntoma no tienen una liberación y los óvulos permanecen rodeados de una pequeña cantidad de líquido.

De acuerdo con estudios se ha detectado que este padecimiento puede ser hereditario, si una madre lo padece es altamente probable que la hija también lo tenga. También se descubrió que la presencia alta de insulina en el cuerpo es otra causante de este síndrome, sin embargo, aún se desconocen por completo sus causas.

Algunos de los síntomas que presentan las mujeres con esta afección son: acné, vello corporal extra en el pecho, abdomen y cara, aumento de peso, periodos menstruales irregulares, cáncer endometrial, infertilidad y múltiples quistes pequeños en los ovarios.

Cuando el padecimiento no es detectado o no es tratado se pueden desencadenar afectaciones más severas como elevarse los niveles de colesterol y la presión sanguínea, presentar diabetes, se estima que casi el 50% de las mujeres con el síndrome desarrollan diabetes antes de los 40 años. El sobrepeso, la ansiedad y la depresión son otras complicaciones que se pueden manifestar.

Al igual que cualquier enfermedad el Síndrome de Ovario Poliquístico requiere de un tratamiento adecuado y un diagnóstico a tiempo para evitar que la enfermedad avance más, el cual se puede hacer a través de estudios de laboratorio, físicos y ultrasonidos.

Este padecimiento no tiene cura pero puede ser contralado y el tratamiento dependerá de los síntomas que presente cada mujer y pueden ir desde la ingesta de anticonceptivos para corregir desequilibrios hormonales hasta una cirugía para aquellas mujeres que deseen quedar embarazadas.

Las mujeres son vulnerables a padecer diversas enfermedades, sin embargo, la prevención siempre será la mejor aliada porque al detectar algún padecimiento a tiempo podemos evitar graves consecuencias como quitar la matriz o la presencia avanzada de algún cáncer.

En Centro Ginecológico contamos con los mejores especialistas para la prevención y cuidado de las enfermedades ginecológicas.