ginecologo-df

Con el paso de los años el cuerpo humano comienza a perder propiedades que tenía cuando era más joven, lo cual es completamente normal y es parte del ciclo de la vida, sin embargo, algunos de esos cambios pueden traer consecuencias que nos hacen sentir mal física y emocionalmente. Imagina que antes podías salir el fin de semana a tener una aventura de montañismo, hacer largas caminatas y escalar, pero ahora sientes un malestar constante en las rodillas que no te deja ni subir las escaleras ¿No harías algo por sentirte mejor?

Lo mismo ocurre con la zona íntima, el paso del tiempo, los partos y la menopausia provocan que los tejidos de la zona genital de las mujeres vayan perdiendo tensión. El tejido vaginal está hecho de fibras de colágeno que al igual que otros tejidos del cuerpo se van estirando y envejeciendo lo cual provoca sensaciones de sequedad, flacidez e irritación que además de los síntomas puede traer consigo afectaciones en la vida cotidiana.

Entre las principales consecuencias que puede tener en la vida de las mujeres están: la calidad de las relaciones sexuales, las cuales pueden ser doloras y ya no causar el placer de antes, así como padecimientos como la contención urinaria, que es la pérdida de orina debido a la flacidez de la zona íntima.

Actualmente ya existen diversos procedimientos que pueden ayudar a mejorar la zona íntima, como son: rejuvenecimiento de vagina, labioplastía láser, tensado vaginal e himenoplastía. Algunos de ellos son utilizados para corregir afecciones de la zona como la hipertrofia labial que es cuando se presenta un aumento en el tamaño de los labios mayores y menores, lo cual puede provocar severas molestias imposibilitando a algunas mujeres de usar ropa ajustada e incluso de hacer ciertos tipos de ejercicios como andar en bicicleta.

La mayoría de estos procedimientos se realizan con el objetivo de ayudar a las mujeres a recuperar su salud y que puedan realizar sus actividades cotidianas como siempre lo habían hecho, y en segundo término como un tratamiento estético, que también tiene gran valor sobre todo para subir su autoestima que muchas van perdiendo con el paso de los años.

El rejuvenecimiento vaginal tiene beneficios más allá de la estética e influye positivamente en las relaciones personales y en la calidad de vida. Acude con un ginecólogo especialista para que te ayude a elegir el mejor procedimiento para ti.

En el Centro Ginecológico contamos con los mejores profesionales y equipo tecnológico para realizar este procedimiento exitosamente. Agenda una cita y averigua cómo verte y sentirte más joven.