ginecologo-df

Desde los 12 años hasta los 50 años aproximadamente, las mujeres presentan cada mes un periodo menstrual, los cuales en la mayoría de los casos vienen acompañados de intensos dolores (cólicos), incomodidad y cambios de humor que es prácticamente imposible de evitar.

Cada mujer es diferente y por lo tanto los síntomas de sus periodos menstruales también lo son, incluso éstos pueden cambiar con el paso de los años. Es normal que se presenten dolores moderados, sin embargo, cuando el dolor es más severo es recomendable acudir con un ginecólogo para que realice una revisión y descartar algún trastorno más grave.

¿Cómo saber cuándo un dolor es severo? Cada persona tiene un umbral de dolor diferente, pero una manera sencilla de diferenciar un dolor que debería ser atendido por un especialista, es aquel que interrumpe la vida diaria de la mujer, es decir, que le impide realizar sus actividades cotidianas.

Aunque presentar cólicos muy fuertes puede ser señal de que hay un problema, no siempre es así, por eso siempre es mejor acudir con los especialistas de la salud para que realicen un diagnóstico oportuno de la situación.

Pero, ¿por que duele la menstruación? Los periodos menstruales son dolorosos debido a las contracciones que se generan en el útero, que son similares a las que se experimentan cuando una mujer está en labor de parto.

Estas contracciones son menos intensas e incluso la mayoría de las mujeres no siente cuando la pared muscular del útero las produce. Con cada contracción se provoca una disminución momentánea en el abastecimiento de sangre que va al útero, esto debido a que los vasos sanguíneos ubicados en la pared muscular se comprimen, y cuando los tejidos son despojados de oxígeno se liberan compuestos químicos que provocan dolor.

Pero ésta no es la única razón, durante los períodos menstruales el cuerpo libera una sustancia conocida como prostaglandina, la cual aumenta la intensidad de la contracción incrementando así también el dolor.

Es natural que se realicen estas contracciones ya que a través de ellas el útero logra desprender el endometrio, que es la capa que recubre su interior, su desprendimiento es lo que ocasiona el sangrado, una vez expulsado se vuelve a generar dicho recubrimiento el cual servirá para que se implante un óvulo fertilizado.

En resumen si bien es cierto que es normal que la menstruación provoque dolor, no es normal que interfiera con las actividades cotidianas, de ser el caso, es importante acudir con un especialista y obtener un diagnóstico certero.

En Centro Ginecológico tenemos ginecólogos que podrán ayudarte a determinar si tus dolores menstruales son normales o se trata de otro padecimiento, en caso de detectar otra enfermedad somos una clínica especializada en endometriosis y podemos brindarte toda la orientación sobre cuál es el mejor tratamiento para ti.

El periodo menstrual no tiene que ser un martirio, llámanos para agendar una cita de valoración y cuidar de tu salud.