ginecologo-df

Los procedimientos de rejuvenecimiento vaginal se realizan a aquellas mujeres que no se sienten satisfechas con la estructura de su vagina. Se pueden practicar tanto por motivos estéticos como médicos. La cirugía ayuda a las mujeres a recobrar su autoestima, mejorar sus relaciones sexuales y les permite realizar sus actividades diarias sin molestias ni dolor.

Existen diferentes tipos de intervenciones que se pueden realizar dependiendo el problema que se vaya a corregir, existe el rejuvenecimiento vulvar, el tensado vaginal, la himenoplastia y la labioplastia láser.

En el caso del rejuvenecimiento vaginal se encarga de corregir el funcionamiento de la vagina con el objetivo de recuperar la firmeza, corregir cicatrices de episiotomías y prolapsos. Las razones por las que la elasticidad y el tono muscular de la vagina se van perdiendo son varias, una de ellas es la edad de la mujer, el nacimiento de los hijos, el aumento o pérdida bruscos de peso y la llegada de la menopausia.

Cuando existe un debilitamiento del soporte de los órganos pélvicos y el ensanchamiento vaginal entonces puede haber una afectación en la calidad de vida de las mujeres. Las afectaciones no son únicamente relacionadas con la apariencia física, también puede provocar molestias al tener relaciones sexuales o presentar incontinencia urinaria.

El rejuvenecimiento vaginal es una intervención que más allá de lo estético ayuda a recuperar la calidad de vida de las mujeres.

Gracias a los avances de la tecnología  ahora estos procedimientos son realizados con tecnología láser que previene sangrado e inflamación, beneficiando a la paciente con una recuperación rápida.

Una de las mayores preocupaciones que tienen las mujeres antes de someterse a una intervención de este tipo tiene que ver con la recuperación posterior. Si se trata de una cirugía tradicional los cuidados deben ser más estrictos y la convalecencia es más larga, la cual puede ir hasta los cinco días de reposo para ir haciendo poco a poco las actividades normales, además existen riesgos de complicaciones como infección o sangrado.

En cambio, en los procedimientos realizados con tecnología láser la paciente podrá reanudar sus actividades de manera inmediata, aunque se recomienda no hacer actividades que requieran una actividad física extenuante. Y sobre todo ayudan a prevenir cualquier inflamación.

La cirugía con láser permite ahorrar tiempo en la intervención, previene el sangrado, la paciente está menos tiempo bajo los efectos de la anestesia y todo esto contribuye a una recuperación más pronta, rápida y sin complicaciones.

En Centro Ginecológico somos especialistas en realizar intervenciones con láser para cuidar en todo momento de nuestras pacientes. Agenda tu cita hoy mismo y recibe la mejor atención médica especializada.