ginecologo-df

Muchas mujeres se acostumbran a que sus períodos menstruales sean dolorosos, incluso cuando creen que no es así y consultan a un médico es muy probable que éste les diga que los dolores son normales, y aunque en parte tienen razón, tampoco se puede generalizar sobre los mismos.

Debido a que siempre se ha dicho que sentir dolor durante la menstruación es normal es poco probable que identifiquemos cuándo este dolor ha sobrepasado los estándares de normalidad, lo cual puede poner en riesgo la salud de aquellas mujeres que padecen alguna afección como endometriosis o miomas uterinos y de los cuales muchas veces el único síntoma es el dolor.

Es importante que las mujeres aprendan a identificar los niveles de dolor antes de normalizarlos. Existen dos tipos de dolor menstrual, por un lado está el llamado dismenorrea primaria, es decir, los cólicos menstruales, y por otro la dismenorrea secundaria, éstos se presentan cuando está presente algún padecimiento médico.

El principal error es confundir la dismenorrea secundaria con la primaria, entre las principales causas  de esto se debe a: información insuficiente, diagnósticos incorrectos, mala orientación médica, falta de acceso a un especialista en ginecología.

A continuación te compartimos algunas acciones que te indicarán cuándo un dolor menstrual deja de ser normal.

-El analgésico no es suficiente para calmar el dolor: actualmente existen en el mercado muchos productos que prometen quitar los dolores menstruales, y cuando se trata de dismenorrea primaria es altamente probable que los eliminen, pero si has probado con éstos y tienes que aumentar la dosis o cambiar de analgésico constantemente para que tenga un efecto entonces es probable que ya no se trate de dolores normales.

-El dolor interfiere con tu vida cotidiana: durante la menstruación puedes estar más cansada y sentirte sin ganas de hacer nada, sin embargo, te levantas y realizas tus actividades cotidianas, pero si el dolor es tan fuerte que te ha impedido ir a trabajar, salir a la escuela o hacer ejercicio es momento de acudir con un especialista.

-El dolor permanece aún después del sangrado: si la menstruación ha finalizado y los dolores continúan esto es señal de que algo está ocurriendo y no debes considerar que es parte de tu periodo menstrual.

-Hay presencia de otros síntomas: si además de los fuertes dolores, éstos vienen acompañados de periodos irregulares o sangrados muy abundantes es muy probable que la causa de los mismos sea otro padecimiento.

En Centro Ginecológico contamos con especialistas que te ayudarán a detectar si los dolores menstruales son dismenorrea primaria y secundaria. Llámanos y agenda una cita, no aprendas a vivir con dolor.